Ana Aranda nació y creció en la Ciudad de México, donde estudió Diseño Gráfico. De ahí se mudó a Francia, donde completó su licenciatura en Ilustración. Actualmente vive en San Francisco, donde estudió su maestría en Ilustración gracias al apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).


        La obra de Ana ha sido expuesta en distintas galerías y museos en los Estados Unidos, México, Francia e Italia. En San Francisco, ha pintado murales en el barrio de la Misión, en el Consulado General de México en San Francisco y en el prestigioso Museo de Young.


        Las ilustraciones de Ana se encuentran también en libros infantiles en Francia e Italia. Entre sus próximos títulos se encuentran The Chupacabra Ate the Candelabra, ¡Celebración! y J'ai Mal à Mon Écorce.


        Sus principales inspiraciones son sus recuerdos de infancia, los colores de México y la música. Su trabajo se enfoca en transformar lo cotidiano en situaciones fantásticas, las cuales a menudo incluyen seres fantásticos y escenas en la naturaleza.